martes, octubre 25, 2005

Se está desarrollando la sesión de la Cámara de Diputados. Aunque no estaba planteado, surgió uno de los temas más importantes que hoy nos pueden ocupar.
El riesgo de la AFTOSA. Lo quiero compartir aquí porque me parece que nos va la vida en este tema. En esa línea argumenté en la Cámara hace unos minutos. Creo que hay que dejar de lado los partidos y los enfrentamientos y ponernos todos detrás del Poder Ejecutivo para ayudarlo en lo que sea, y que no ocurra nada malo para el país. En esto no debe haber ni gobierno ni oposición, se trata de patriotismo. Ni blancos, ni colorados, ni frentistas; para luchar contra la AFTOSA, todos Uruguayos. Sentido común puro.
Gracias por estar ahí y saludos a todos.

5 comentarios:

Doble V dijo...

creo que eso hay que pensarlo en todo momento, en toda sircunstancia...


saludos "W"

Doble V dijo...

o circunstancia.... jejejej ,e genero una grande incertidumbre esa palabra....

disculposos saludos de"W"

nada dijo...

Estimado Abdala, cuando dije que el partido Colorado se "desmorona", también agregue "junto al resto de este país decadente". O sea que no me refería a la situación actual de su partido: todo el país se desmorona.

Vivimos en un país inestable, señor Abdala, cuando las vacas se enfermen de aftosa (porque tarde o temprano se van a enfermar de nuevo), u ocurra la próxima corrida bancaria (que también va a suceder tarde o temprano), la economía de esta nación volverá a caer a pique como viene siendo costumbre.

Estamos en un país deficitario, con un Estado imposible de mantener para los pocos ingresos que el Uruguay genera. La manera de mantener dicho Estado, ha sido pidiendo préstamos a organismos multilaterales y de ahí surgió la famosa deuda externa.

La única forma en que este país pueda tener una mínima chance de salir adelante es liquidando la deuda como lo hizo Chile. ¿y qué hizo Chile? achicó el Estado, no pidió más préstamos y pagó lo que debía.

Pero eso no va a suceder en Uruguay porque ningún gobierno se ha animado ni se animará: ni siquiera los militares se atrevieron a pesar de tener el poder de las armas.

Es por eso que seguiremos endeudándonos en dólares, mientras producimos en pesos. Y así continuarán los cíclos de siempre: después de la crisis mejora la economía, aumenta el consumo, el peso sube de valor, se vuelve insostenible, se derrumba y vuelta a empezar.

No hay duda: fuimos, somos y seremos 3eros.

Saludos!

Sintregua dijo...

Dr., su actitud revela grandeza y madurez política; atributos que no se pierden por el hecho de no estar de acuerdo "en todo momento y circunstancia".

Definitivamente, el tema de la aftosa es muy serio.
Por mejor inspiradas que estén las decisiones que se tomen (adelantar la vacunación o no, vacunar masivamente o sólo a la ternerada, etc.) podrían resultar equivocadas y dramáticas para la economía, en función de como se desarrollen los hechos.
Quizás resulte inevitable que tarde o temprano, las vacas se enfermen de nuevo, pero es válido todo esfuerzo que se haga con la mira puesta en que ese momento no sea ahora.
La peste arrancó "lejos" pero se mueve rápido. Entonces parece sensato moverse también rápido, con firmeza y organizadamente ... ¿Sería desmedido instrumentar desde ya (y como prevención) los controles y barreras sanitarias que se desarrollaron durante el último brote?
Disculpe si la idea es una barbaridad ... es que, el que no sabe es como el que no vé, no?

CARLITOS X ... Muy interesante su análisis. Y ya sea que se comparta enteramente o no, contiene muchos temas en que pensar. Ta bueno ...

Saludos,
Bea

Zerafut dijo...

Buena actitud, sobre la aftosa, hay que desde ya tomar medidas.

Y ya que estamos con las vacas, deberiamos hacer como Nueva Zelanda y mejorar la produccion ganadera tecnologicamente. Si no podemos hacer una revolucion industrial, entonces seamos los mejores en lo que hacemos! y ahi si no nos van a faltar compradores.
Un saludo Dr, por mas que no compartamos ideales politicos.