miércoles, enero 23, 2008

¡TERMINEN CON LA SANATA!

(PUBLICADO - EL OBSERVADOR 23/01/08)

El maquiavelismo y la intolerancia del gobierno hacia la mayoría del país sigue tan campante como el primer día en el que se inauguraron en su misión refundacional. Ahora les toca descubrir los desfasajes salariales en la Administración Pública, y siguen responsabilizando a la “herencia” recibida por no poder hacer los cambios que durante una vida prometieron si alcanzaban el poder.
El subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, en diversos reportajes concedidos a medios de prensa nacionales, habla de “chacras”, de “inercias institucionales”, de “incapacidad” en el Estado. Habla, también, de que los gobiernos anteriores subieron el gasto del Estado. En fin, el señor Conrado Ramos habla de todo, y cual bebé, en esos primeros meses en que descubre el sonajero, nos señala una serie de grandes y gigantescas promesas que —ya sabemos— se las llevará el viento, como a tantas cosas en este país. (Por cierto, de sus relaciones carnales con los sindicatos no abre la boca y vaya que esa fiestita le está costando cara al país.)
Lo que resulta increíble es que se siga con la historia del gobierno recibido, del “populismo de derecha”, cuando ya se está empezando a terminar éste (se comió el 60 %) y cuando, además, este gobierno se ocupó de incrementar el gasto público de manera grosera (¡sólo en 2007, más de 300 millones de dólares!). El populismo de derecha es otra cosa que nunca pasó por el Uruguay…
El señor Ramos, además, no contento con sus correrías dialécticas, ahora se despachó con que los sueldos de los funcionarios de gobierno políticos “son bajos”. Ahora los quiere subir, según consigna en otro de sus reportajes estivales de la última semana. ¿Y qué dijeron durante toda una vida al respecto? ¿No era que eso no era “políticamente correcto” y, por ende, se subían en el discurso contrario? ¿Cómo se compadece ese talante con el de Mujica, que quiere que el gobierno tenga un grupo de mochileros y voluntarios sociales en los cargos de gobierno? ¿Quién nos dice la verdad: el jerarca de O.P.P. o los líderes del M.P.P?
Jorge Larrañaga se preguntaba la semana pasada si se estaba tomando por estúpida a la gente con los planteos que se hacían respecto de la reelección, con sus marchas y contramarchas y con todo su paupérrimo arsenal jurídico. Se quedó corto el Presidente del Honorable, porque ya están llegando a un grado en el que cualquiera en el oficialismo puede decir cualquier cosa y ello forma parte de una diversidad “enriquecedora” (como señalara un politólogo) del caos que tiene el gobierno en su presentación pública.
En el fondo, existe tal grado de mesianismo gubernamental, tal grado de dogmatismo militante, que parecen creer que el Estado es apenas una herramienta para alcanzar los proyectos de poder en los que confían, aunque resulten incompatibles, poco sustentables y demagógicos. Eso no es medular. Están francamente convencidos de que vienen a hacer “el bien” y por eso son tan peligrosos, porque no admiten ninguna cuota de relativismo en sus supuestas visiones. Se sienten autorizados casi a cualquier cosa…
Por eso todo se justifica en sus miradas. Los emigrantes ahora son “estructurales”, cuando antes eran responsabilidad de los desastrosos gobiernos de los colorados y los blancos. Ahora la pobreza tiene dignidad, cuando antes era una vergüenza nacional. Ahora los corruptos son “muchachos de barrio que andan por mal camino”, cuando antes eran unos delincuentes que afanaban con la complacencia de los líderes políticos. Espero que la ciudadanía esté viendo todo esto y se haga una idea acabada de cómo estamos cayendo.
Por suerte no van a poder argumentar que alguien les obstruyó nada. Tuvieron el balotaje de entrada y —consecuentemente— mayoría parlamentaria. Si le están saliendo las cosas mal, es pura incapacidad intrínseca. Allí ya no habrá más sanata que meterle a nadie.

8 comentarios:

Cornamenta333 dijo...

Estimado Diputado Abdala:

Cierto es que la famosa "herencia maldita" es responsable de casi -por no decir todos- los desaciertos del Gobierno, según el propio Gobierno... ¿Es que no pueden cometer errores?
Y otra cosa es su desorden interno... Porque ahí dentro tienen de todo y para todos los gustos; claro, para que se pongan de acuerdo sobre el color de las sillas que utilizan en las convenciones se necesita a otro que negociador del FBI o árbitro de La Haya.
Por eso es que perdieron tanto electorado.
Dejo mi dirección, para que me de (y los comentaristas también) su opinión sobre mi escrito.

http://cocktelactual.blogspot.com/

Atentamente, Cornamenta333

martin dijo...

Los políticos se pelean como niños, solo que con un lenguaje más sofisticado pero en esencia "la culpa es del otro" y "el otro empezó".

Ya mismo voy a visitar tu sitio Cornamenta.

Saludos.-

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con tu análisis, Turco.
Hay que renovar el partido.
Se necesitan caras e ideas nuevas. Confiamos para eso en vos y en Julio Luis.
¿Cuando vuelve al parlamento ese pibe? Gente honesta como él es la que necesitamos en este momento de crisis. Y Bordaberry (hijo) de puntero derecho. El hijo de Marchesano podría ir por el medio, repartiendo la merca a diestra y siniestra. El slogan podría ser "menos cárceles y más shoppings". ¿Cómo la ves?

AVE dijo...

Turco, me caés mal, pero tenés razón: son un gobierno de payasos inoperantes, que toda la vida dijeron mil cosas diferentes, dependiendo del auditorio, y ahora no saben con cuál grupo de presión quedar bien.

Que se van, se van!!!

Igual no te pienso votar. La alternativa es el glorioso Partido Nacional y dentro de éste, don Luis Alberto Lacalle Herrera y su vástago oligarca (y también puto, si le creémos a los representantes del gobierno).

Krlos dijo...

Buenas tardes: yo soy uno de esos ... no sabria como definirme, tal vez nabos de siempre, que penso que realmente esto era un cambio; lo que nunca pense que el cambio puesto iba a ser la " marcha atras ", porque me imagine algo que avanzaria, pero no fue asi. Hasta ahora he visto mas impuestos para regalar plata a los que no hacen nada, ni para si mismos ni para el pais, precios cada vez mas altos en lo de todos los dias, deuda " eterna " que se sigue incrementando no se sabe para que, cada vez mayor inseguridad ( lo que, segun me contaron, es un tema de " sensacion termica " ), amigos que se me siguen volando hacia el exterior, y alguna que otra " metida de mano en la lata " en donde se castiga la carita visible, pero por las dudas no se rasca el fondo. Este es el cambio ?; de estos " desaciertos " son culpables los gobiernos anteriores ?, para esto los votamos ?. De una cosa estoy seguro, si estos son los " salvadores " del pais, creo que para la proxima eleccion termino quedandome con cualquiera con tal de que estos se vayan y no vuelvan mas.

Salu2.

C. B.

Anónimo dijo...

yo también voté al FA y fueron un fiasco. La inseguridad en la que vivimos, los impuestazos para regalarle a los que se rascan todo el día y solo saben tener hijos. Nunca más los voto, hacen el doble de cagadas que los anteriores.

Anónimo dijo...

hola
yo también los voté y estoy arrepentido.
Son aún mas ladrones que los colorados!!! Increíble!!!
Volvé Turco volvé. Y pedile disculpas al cangrejo rojo por haber desconfiado de él!

Anónimo dijo...

realmante me causo hilaridad (me caguè de risa, pero en realidad tambien era para llorar) cuando el impresentable del pp dijo por tv que la juventud se va del paìs, "no por necesidad, sino a buscar aventura". Este tipo que hace muy poco tiempo, antes de subir al poder, hablaba de como los gobernantes anteriores perdìan contacto con la realidad y la gente. Este tipo ya vive totalmente en su nube de flatulencias.